Tagged miedo

door-in-field

La historia detrás de la puerta

Me quedo mirando mi humilde puerta. Yo tengo una puerta viejita, sin doble cerrojo, ni doble de nada. Es solo un trozo de madera con un pequeño agujerito en la parte de arriba. Esa rendija es llamada mirilla, espiell, peephole, judas, spioncillo o behatxulo por ejemplo, en las diferentes lenguas que he consultado. Todas ellas remiten a una misma idea: una mirada furtiva, de algun modo ilegítima, frente a quién decide atreverse a llamar a la puerta.

[...]