8. Alice Guy y el cine

Hemos dedicado una de las sesiones del curso a hablar del cine. Porque me parece que el cine es la gran revolución artística del s.XX, que nos ha cambiado la forma de mirar, de narrar y, tal vez, de contar la vida. Y en esa revolución, sobretodo en sus inicios, algunas mujeres tuvieron mucho que decir, fueron protagonistas.

Si hablamos del contexto en que surgió el cine creo que podríamos convenir que fué un hijo directo de la Revolución Industrial, esa época de esperanzas y derrotas, donde pensamos que las máquinas podrían salvarnos la vida.

Alice Gay nació en uno de los centro de invención modernos, Francia. En el si de una familia no muy acomodada, desde bien joven, después de la muerte de su padre y su hermano, tuvo que ponerse a trabajar.

alice

Cuentan que con 20 años se presentó con una carta de recomendación bajo el brazo, a las puertas de la Factoria General de Fotografía, y que conseguiría ser empleada como secretaría del seór León Gaumont. Detrás de esta historia y la que os contaré a continuación veo siempre una muchacha de gran determinación y voluntad, de otra manera no hubiera sido posible que solo dos años después de conseguir su empleo fuera invitada junto con el señor Léon Gaumont a un acontecimiento histórico. Junto con otras 33 personas, pagaron un franco por entrar en los bajos del Grand Café de París, ocuparon sus localidades y se apagaron las luces. Frente a ellos las primeras imágenes en movimiento de la historia…

Un tren se les abalanzaba.

Unas mujeres salían de la fábrica.

Símbolos de la modernidad se mostraban delante de los espectadores, ellos mismos observadores y partícipes del nuevo mundo que se abría entre sus ojos.

¿Que debió pensar Alice? a sus 22 años de edad ¿Debió imaginar alguna historia? En la época del “todo es posible”, “todo está por hacer”…¿qué debía pasar por su cabeza?

Pongamonos en su lugar, en esos años en que París era un hervidero…en cada esquina había una innovación. En 1889 se celebró la Cuarta Exposición Universal, en 1900 la siguiente…la imaginación e inventiva se daban cita. También había un lado oscuro, la sensación que el progreso podía pasar por encima de los seres humanos.

Buena muestra de ello es la historia de la invención de las incubadoras para bebés que, aunque no lo parezca, están directamente relacionadas con la vida de Alice y los inicios del cine.

Patentadas por Alexander Lion’s en 1889, tenemos la certeza que se enseñaron al público en la Exposición de París de 1901.

Couveuses d'Enfants à l'exposition de Paris 1900

Eran unos aparatos basados en las también recientemente inventadas incubadoras para huevos de gallinas.

Tuvieron una gran repercusión en el público, pues para su comercialización se hizo uso de métodos de exposición que hoy en día consideraríamos “poco éticos”. Se anunciaban como incubadoras con “bebés vivos” y efectivamente se enseñaban con los propios niños expuestos. No hace falta decir que la debilidad de las criaturas expuestas, alejadas además de cualquier contacto humano, hizo que muchos de ellos murieran.

Toda esta historia, de los niños expuestos, es un indicio más de la deshumanización que también representa la Revolución Industrial. En todo caso, nos cuenta su nieta que Alice en algun momento presenció ese “espectáculo” de niños e incubadoras, otra imágen más almacenada en su retina que usaría al cabo de poco…

El año 1896 fué la encargada, cómo secretaria de su empresa, de la organización de un evento que quedaría grabado en la historia del cine; En él se quería dar a conocer al público la nueva máquina cinematográfica que habían inventado en su empresa. Para hacer la demostración debía proyectarse alguna cosa con la máquina y fué Alice Guy la encargada de hacer la pequeña película.

Hizo una historia inspirada en esas incubadoras que había visto hacía un tiempo. Una de las primeras historias ficticias de la historia del cine, algunos dicen que la primera. En todo caso, ella está en la lista destacada de aquellas personas que se atrevieron a pensar una nueva forma de narrar e inventar nuevos mundos.

Esta pequeña historia tuvo gran éxito y se hicieron muchas copias y versiones. La primera que se conserva es de 1901. Con esta pequeña historia empezaría su carrera cinematográfica.

Después de aquello se fué a Nueva York dónde fundaría los estudios Solax junto a su marido. Su mirada fue siempre original y poética. Un ejemplo de su arte lo tenemos en la película Falling Leaves (1912), que os dejo en el siguinte enlace.

Aprovechando que Alice Guy se trasladó a Estados Unidos, os cuento un poco más sobre la historia de las mujeres en la recientemente estrenada industria cinematográfica estadonidense.

Cómo dice una estudiosa de la historia del cine, “Hollywood lo construyeron mujeres, imigrantes y judíos”. Gente creativa, que no lo tenían fácil en otras profesiones más consolidadas, encontró un lugar en ese nuevo mundo de creación. En lo que respecta a las mujeres, solo un dato: antes de 1925 la mitad de las películas estaban escritas por mujeres.

Otro ejemplo de guionista, directora y productora de éxito es sin duda Lois Webber, durante 1916, por ejemplo, la directora mejor pagada de Universal Estudios.

File:LoisWeber.jpg

También se cuenta que John Ford fué su ayudante antes de dirigir sus películas. Ella fue la inventora, por ejemplo, de la técnica del Splint Screen (cuando en una misma imágen aparecen escenas de difrentes lugares a la vez), que aparece por primera vez en la película Suspense (1913).

Aquí os la enlazo

Y para terminar con esta pequeña historia de nombres propios del cine, no podía dejar de nombrar a Florence Lawrence, la llamada “Chica Biograph”, la “Primera Estrella de Cine”. La primera estrella femenina, el primer nombre propio conocido y el primero también, en caer.

Florence Lawrence 1908.jpg

La realidad es que estas tres mujeres terminaron arruniadas y olvidadas, porque el cine no les acabó dando un lugar en su futuro, entre otras cosas porque se construyó una verdadera industria donde se podía ganar mucho dinero…La edad dorada de las mujeres en el cine terminó, por ahora.

***

Para profundizar, os recomiendo la serie documental “Story of cinema: an Odyseey” una mirada profunda y sugerente a la historia del cine.

También existe una autobiografía de Alice Guy, que no he leído, pero que me parece de lo más interesante…

Y como siempre, para conocer otras sesiones del curso id a

Mujeres que cambiaron la historia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *